Cinexcusas - Reseñas, premieres y lo que se acumule!

sábado, abril 07, 2007

Cañitas. Del metro Popotla al Óscar

Cuando los mostros revelan su cara, en pantalla, se pierde la magia detrás del terror en la literatura. © High Level Films
__________

Confieso haber llegado a una función de Cañitas. Presencia (¿alguien sabe el origen del título combinado?) sin haber sido antes "cliente" del fenómeno. Jamás toqué el libro de Carlos Trejo, toda la historia me llegó por gente que había ojeado sus páginas y que, a la postre, había tornado de escépticos a fervientes creyentes (y hasta especialistas) de la maldición maldita que rondaba en la vieja casona allá por el metro Popotla. A sabiendas que el género de terror no es precisamente el mejor consolidado en nuestro país, el morbo por ver y juzgar qué hay detrás de la cinta, me orilló al cine. A unas semanas de haber visto Kilómetro 31 (Castañeda, 07), una cinta de, sin duda, mejor manufactura. Bla.
No hay más vuelta de hoja. Si el cine nacional no avanza no es culpa de los actores que se desgañitan frente a la cámara. Mucho menos del director (Julio César Estrada, de quien, casualmente, no se trata de una ópera prima; tal vez si de una póstuma). Tampoco del equipo de producción y de F/X, que hacen su luchita por traducir los fantasmas que el guionista se puñeteó en la cabeza y que puestos en máscaras de látex o caras empanizadas de extras, son francamente risibles. Con todo el esfuerzo y la lana que implica levantar un proyecto en México, ¿por qué carambas apostarle a una película cuya premisa, en la historia, es un reverendo chiste? Cañitas llega con el background de ser un best seller de librerías como VIPS (versión "actualizada" incluida). Así que franquiciarlo a una comedia cinematográfico, seguramente, para quienes desembolsaron, fue como quitarles un pelo.
En la casona, habita una inverosímil muy joven familia conformada por el propio Trejo (encarnado en Armando Hernández, lejos de sus roles habituales de pandrosito; no me lo creí), su esposa Sofía (Mariana Ávila, acartonada cual muñequita de papel que se siente) y su maligna hermana Norma (Francesca Guillén, un poco más rescatable, ojipintada para que parezca dark). Es esta última quien, en su obsesión por comunicarse con el novio muerto (mientras en tierra le da vuelo a la hilacha hasta con el jefe del hermano), desata la hecatombe tras maljugar a la Ouija. Acto seguido: la "magia" de la producción. Añádase a la familia un par de morros, el obeso y el mudito, que apenas puja como gato y nadie le presta atención ("así nació", así ha de morir en el olvido el pobre).
Tras este plot point, lo que ansiaba ver era la tragedia posterior, traducida en la digna carnicería que la cinta/historia prometía ser. Pero si murieron dos, fue demasiado (¿no se supone que es la cinta donde se mueren todos al final, salvo el que la cuenta?). Vidrios que estallan sin razón, temblores cataclísmicos que ocurren sólo en la localidad en cuestión, trenes fantasma en las vías, presencias piteras de seudo monstruos protegidos por las sombras, encapotados en látex de mercado de Sonora. Vaivenes de la familia para comprender el fenómeno e intentar resolverlo con la misma "magia" que desató a los chocarreros. ¿Los productores pensaron huir por una puerta fácil pensando acaso en prolongar el churro a una secuela?
Por si alguien no se había enterado, hace un par de años, cuando los medios fueron convocados por Carlos Trejo para anunciar el rodaje de la cinta que ya se encuentra en pantallas, uno de los "muertos" en la historia se apareció ahí, de repente. Levantado de la tumba. Y llegó para despotricar que nel, que el "cazafantasmas" mexicano era un fraude, un impostor, que ni él estaba muerto pero que sí lo habían amenazado de ultimar. Y que Cañitas era, por mucho, el negocio de su vida. Así como llegó al set, lo sacaron en patas... Y la película entró ídem a la cartelera. Ojalá programaran aún aquellos programas que llevaron por nombre Y usted ?¿qué opina? donde Nino Canún confrontaba al público de la XEW con escépticos y creyentes del fenómeno. Ese escenario haría mejor justicia para linchar a-quien-resultara-responsable (una fórmula reciclada la realiza, de pronto, Alfredo Adame en su programa mañanero... con bastantes mediocres resultados).
A inicios de año, Carlos Trejo dijo que la cinta quedaría lista para este mes y la vería para analizar si estaba de acuerdo en los "límites" que decidió imponer. En una entrevista con La Crónica de Hoy (23 de enero de 2007) se atrevió a aventurar lo siguiente: "Ojalá [Cañitas] pueda competir en los Oscares, y se dé un marco importantísimo para que pueda hacer producción en el ámbito mundial". Por mi parte, ya hasta perdí las ganas de pedir prestado el libro.
Veremos hasta dónde llega su historia aspiracional que no deja de ser tercermundista.

2 Comments:

  • Gracias por confirmar lo que sospechaba sobre la pelicula, que es igual de mala que la pizza y el sexo en prision.

    ¿Carlos Trejo se dara cuenta de que es un chiste viviente?

    By Blogger El Cacha, at 12:36 a. m.  

  • Una vez (debo confesar) fui a ver a ese wey al teatro, nunca había oído de él y me emocionó la forma en que lo promocionaron, total decepción me llevé!! se le nota lo mentiroso a millas de distancia y su show lo hace con puras cosas recicladas o pedazos de pelis de terror.

    Cuando supe que iba a hacer esta peli me dió mucha risa, me imaginé cómo iba a estar. Aún así, y solo porque soy soy por convicción seguidora del cine mexicano (aunque a veces me decpcione) pues fui a verla, y si, tal como lo imaginaba...un churrito con chocolate. Los moustros fueron el acabose de la peli, porque el afán de meter un moustro y mal hecho! jajaja

    Dicen que la morra de Ghost whispers va a realizar la peli con él, yo creo que eso es a lo que más va a poder aspirar, porque de Oscar...solo contratando al De la Hoya pero para que lo noquee jajaja

    Byeeeeeeeeee

    By Blogger -•MiTa CorLeoNe•-, at 8:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home